miércoles, 19 de diciembre de 2012

Unas palabras mágicas...

       Parece que recurrir a fuerzas sobrenaturales para lograr lo que uno desea (y no puede conseguir con facilidad) es tan antiguo como el hombre. Hace falta en primer lugar ser algo supersticioso, y, en tal caso, si sale bien, aunque sea por pura casualidad, la persona guardará cuidadosamente las fórmulas y palabras mágicas empleadas para utilizarlas de nuevo en el futuro y transmitírselas a quien las necesite (siempre que no sea enemigo suyo, porque a los enemigos, se les maldice y en paz). 
          En la Grecia antigua, la magia (tanto blanca como negra) estaba muy extendida, y conocemos muchas fórmulas por escrito. Otra cosa es que funcionaran. ¿Y qué era lo que querían conseguir de esta manera? Pues, entre otras cosas, lo mismo que ahora: amor, dinero... y la invisibilidad, algo que en ciertas circunstancias puede ser muy útil. ¿O no?





Conjuro para desaparecer

Coge grasa o un ojo de lechuza, una bola de escarabajo y de perfume fresco. Machácalo todo hasta que no tenga grumos y úntate el cuerpo entero. Y di mirando al sol: “Te conjuro por el gran nombre, borque  foiur  io  tzitzia  aparxeuj  zyze   laila   aaaaaa ii iii oooo ieo ieo ieo ieo ieo ieo ieo  naunax  aiai aeo aeo eao.” Haz líquido el ungüento y añade: “Hazme invisible, soberano Sol, aeo oae eie eao, ante cualquier hombre hasta la puesta de sol. Io ioo frix ritzo eoá”


------------------



Conjuro para atraerse a la mujer amada


Nombre de Afrodita que nadie conoce de buenas a primeras: “Neferieri”. Ése es el nombre. Si quieres conseguir una mujer de buena figura, purifícate durante tres días, quema incienso, invoca este nombre sobre el incienso y acércate a la mujer. Lo dirás siete veces en tu interior mientras la miras a ella, y así vendrá a ti. Haz esto durante siete días.



-------------------------------


Conjuro para ganar a los dados


Vencer jugando a los dados: Zerzenizor, diagozeré, zerzenizor, euapozereuo, kodojor, hazme vencer cuando juegue a los dados, poderoso Adriel. Y di en tu mano: “Que nadie me iguale, porque yo soy Zerzenizor, herozorzin, dolozor, y consigo al tirar lo que quiero.” Dilo continuamente y tiras. También puedes decir otra cosa: “Que ninguno de los que juega se me iguale, y consigo la tirada que quiero.”
(Traducciones de Rosa Mariño)

  P.S. Hemos probado los tres, y, desde luego, el primero no funciona. Cuando queráis sustraeros a la vista de alguien, intentadlo de otro modo. No merece la pena estropear el perfume, y dejad en paz a las lechuzas, que son muy útiles y además revolotean por este blog...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada